Jiva

La ciudad de ensueño de Jiva (en uzbeko Xiva, en inglés Khiva y en castellano Jiva), la ciudad de ¨Las mil y una noches¨, ha cautivado a las gentes del mundo durante siglos por su belleza y encanto únicos. Mientras visitamos esta ciudad y caminamos por sus antiguas calles y los edificios históricos circundantes, sentimos que volvemos a los viejos tiempos. Jiva, que ha recibido el estatus de ¨museo al aire libre¨, es una de las pocas ciudades del mundo donde se ha conservado toda una ciudad al descubierto en un perfecto estado de conservación. No es casualidad que Jiva, una de las ciudades más antiguas del mundo y uno de los centros turísticos internacionales, sea reconocida como museo al aire libre. En la ciudad se han conservado más de 122 monumentos arqueológicos y monumentos arquitectónicos de los siglos VI al V a.C. hasta principios del siglo XX, que están bajo protección estatal. En sus monumentos vemos las obras más hermosas de los maestros populares del oasis de Jorezm (Jiva es parte de la región de Jorezm, Khorezm). En particular, la parte Ichan-Kala de Jiva es la única ciudad-monumento que queda en Asia Central, sus monumentos arquitectónicos están estrechamente vinculados con el desarrollo histórico y cultural del oasis más antiguo del mundo: Jorezm.

Jiva es una ciudad museo, al igual que Roma, Granada y algunas otras ciudades históricas. Este es un regalo especial para todos los turistas locales o extranjeros. El Museo – Reserva Estatal Histórico y Arquitectónico de Jiva Ichan-Kala, uno de los museos más antiguos de Uzbekistán, está ubicado en un área de 26 hectáreas y está envuelto con las antiguas murallas de Ichan-Kala.

Jiva fue la primera ciudad de Asia Central en ser inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial por una resolución especial de la cuarta sesión de la UNESCO en Canadá el 12 de diciembre de 1990. Las excavaciones arqueológicas muestran que la ciudad tiene más de 2.500 años. Herodoto, conocido como el ̈padre de la historia ̈, en sus obras también dio alguna información sobre Jorezm y Jorezmidés.

En la Edad Media, Khiva fue la ciudad de los eruditos. Había grandes centros de ciencia: astronomía, matemáticas o  medicina; los grandes científicos Abu Rayhan Biruni, Abu Ali ibn Sino (Avicenna) vivieron y trabajaron aquí. El rey Mamun ibn Muhammad tuvo los más grandes eruditos orientales de la Edad Media, quienes fundaron la ¨Academia Mamun¨. Los famosos poetas del siglo XIX Shermuhammad Munis y Agahi crearon sus obras aquí. Cabe señalar que hay otro gran científico que creció en la región de Jorezm, y la ciencia que él mismo fundó jugó un papel importante en el desarrollo de la humanidad. Este erudito fue el famoso Abu Abdullah Muhammad ibn Musa al-Khwarizmi, quien fundó la ciencia del álgebra, y el término es bien conocido por su libro, ¨Un breve libro sobre cálculo algebraico¨. Aparentemente, la palabra ¨aljabr¨ se deriva de la palabra ¨álgebra¨ y es bien conocida.

En su apogeo, Jorezm fue el mayor centro de comercio internacional y una parte clave de la Gran Ruta de la Seda. Los comerciantes vinieron aquí desde la región del Volga, India e Irán, y las caravanas comerciales se dirigieron al Medio Oriente, el este de Turkistán y China. Varias rutas comerciales de Jiva conducían a Mongolia, a través de las estepas de Kazajistán a Saksin, una ciudad comercial en el río Volga, y de allí a los principados rusos y Europa.

De hecho, la región de Jorezm, especialmente la ciudad de Jiva, tiene un lugar único en el mundo turco. Como el mundo turco es uno de los centros culturales, el 30 de noviembre de 2019, en la 37a reunión del Consejo Permanente de la Organización Internacional de la Cultura TurcaTURKSOY, Jiva fue declarada capital cultural del mundo turco en 2020.